Patricia Flores Elizondo, invaluable capital político

Patricia Flores Elizondo, la polémica duranguense que se desempeñó como titular de la Oficina de la Presidencia entre 2008 y 2010 durante la gestión de Felipe Calderón, representa uno de los baluartes con que cuenta Acción Nacional para encontrar soluciones a la actual crisis interna de ese instituto político.
Tampoco es curioso que su nombre no haya figurado, por lo menos mediáticamente, como uno de los personajes de los que el PAN pudiera echar mano. La razón: “La Jefa”, como le nombran algunos, se ha caracterizado durante el desarrollo de su carrera por manejarse de forma discreta, de bajo perfil; característica que no la limita en la ejecución de sus responsabilidades y que en algunas circunstancias pudiera ser un factor de ventaja a la hora de mostrar sus capacidades como operadora política. 

Su gestión en la Oficina de la Presidencia así lo demuestra. Ese puesto que ocupó Juan Camilo Mouriño antes de ser Secretario de Gobernación fue importante a tal grado en el gabinete de Felipe Calderón que la salida de Patricia Flores Elizondo en 2010 causó gran expectativa en las altas esferas de la política y en los medios de comunicación.
Hasta ahora no está claro cuáles fueron los motivos para que Patricia Flores Elizondo dejara la oficina tras dos años de ser titular, sin embargo, su capacidad de operación fue tan eficaz, que le valió el mote por el cual es conocida, La Jefa. La firmeza y seriedad con que se desempeñó como enlace con el ex presidente de Felipe Calderón le generaron una serie de comentarios pues algunos consideraron que concentró demasiado poder, para otros, fue un signo de su capacidad operativa.
Los alcances en la carrera política de Patricia Flores Elizondo no son fortuitos. Paty se afilió al PAN en 1994 y ese mismo año se incorporó a la Comisión de Concordia y Pacificación como secretaria técnica, donde trabajó, hasta 1997, con Don Luis H. Álvarez y Heberto Castillo. A la par, estudió diplomados en derecho parlamentario y proceso legislativo y fue integrante del Servicio Civil de la Cámara de Diputados, ahí conoció a Bernardo de la Garza, Beatriz Paredes y en 2000 a Felipe Calderón, quien era coordinador de la Fracción Parlamentaria del PAN.
Más adelante Patricia Flores Elizondo tuvo otros cargos en la Cámara como coordinadora técnica de la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política y fue jefa de la Oficina de Apoyo a la Secretaría General. De 2001 a 2004 fue secretaria general de la Cámara de Diputados hasta que fue nombrada delegada del Fideicomiso para la Transición del presidente electo, Felipe Calderón, donde le reportaba a Gerardo Ruiz Mateos.
Tras la victoria de Felipe Calderón en los comicios del 6 de julio de 2006, Patricia Flores Elizondo ocupa la Coordinación de Administración de la Presidencia de la República y finalmente, de agosto de 2008 a julio de 2010, jefa de la Oficina de la Presidencia de la República.
El talento natural de Patricia Flores Elizondo, enriquecido con la experiencia que demuestra esta trayectoria ascendente en los altos círculos políticos, no deben descuidarse, su desenvolvimiento en la escena política nacional puede aportar soluciones y no solo a su partido, el PAN, sino también contribuir en el panorama nacional.

Leave a Reply